Préstamos Avance: todo lo que necesitas saber sobre ellos

Si buscas un préstamo de forma rápida, o mejor dicho, de forma casi inmediata, lo mejor son los préstamos Avance. Por ese motivo, te contamos todo lo que necesitas saber para poder pedir préstamos Avance.

Definición de préstamos Avance

préstamos avancePara empezar, hablaremos de qué son estos préstamos. Cuando hablamos de préstamo Avance, nos referimos a aquellos créditos de corto plazo cuyos procesos de aprobación son extremadamente rápidos. Son préstamos de cantidades pequeñas que no superan los 20,000 pesos, y se conceden en cuestión de minutos. Además, se entregan en menos de 24 horas.

El nombre proviene de la empresa Préstamos Avance. Se trata de una compañía fundada en 1962, ¡hace más de 50 años! En el año 2005, abrieron sus primeras sucursales en México. Y, desde entonces, se la conoce como una empresa de renombre dentro del sector. A día de hoy, poseen más de 110 sucursales por todo México. Es más, proporcionan cobertura a Estados como Aguascalientes, Quintana Roo, Chihuahua, Jalisco, y muchos más.

¿Cuáles son los beneficios que proporcionan estos préstamos?

La principal ventaja de un préstamo Avance es la rapidez. Cómo mencionábamos antes, estos créditos se conceden en minutos. Para ser más exactos, en un máximo de nueve minutos, te pueden preautorizar la solicitud. Y, en menos de un día, tendrás los pesos en tu cuenta bancaria.

Así mismo, otra de sus ventajas es la facilidad en los trámites, y su transparencia. En todo momento, estarás informado sobre el estado de tu préstamo. Gracias a esto, evitarás cargos o costos que no esperabas.

Además de lo anterior, también destacan por las facilidades que ofrecen con los pagos. De hecho, no tendrás penalizaciones o recargos si decides adelantar los pagos. Y tampoco te obligan a adquirir un seguro. En definitiva, los préstamos Avance son perfectos para quienes buscan créditos de no muchos pesos, fáciles de solicitar, y rápidos.

¿Qué tipos de préstamo Avance hay?

Estos préstamos se dividen en dos tipos: el préstamo Preferencial, y el préstamo VIP. El primero se trata de un préstamo que abarca solicitudes desde los 4000 hasta los 20,000 pesos. Es un crédito simple que ofrece plazos de hasta dieciocho meses, y que puedes liquidar en el momento que prefieras. Tienen una Tasa de Interés Anual Ordinaria Fija del 94 %. Y también un Costo Anual total promedio del 171 % (sin contar el IVA).

Además, incluyen algunas comisiones. Entre ellas, se encuentra la comisión del 10 % por pago tardío, y un 7 % por apertura del préstamo. ¿Y quiénes pueden solicitarlo? Pues cualquier persona con empleo, jubilada o con pensión. Así mismo, también lo pueden solicitar los quienes tengan un negocio por cuenta propia.

El segundo, el VIP, es un crédito de hasta 10,000 pesos que se puede pagar en doce meses. Sin embargo, al contrario que el Preferencial, este está pensado para clientes que ya hayan solicitado un préstamo Avance anteriormente. Además, al igual que el anterior, lo puedes liquidar cuando quieras. Por otro lado, su tasa de interés anual ordinaria fija es del 87 %. En cuanto al Costo Anual Total promedio, este es del 153 % sin incluir IVA.

Y como el Preferencial, también tiene comisiones por pago tardío y apertura. De hecho, la comisión por pago tardío es del 10 % del pago que no hayas hecho. Está se tendría que pagar cada vez que se incumpla un pago. Asimismo, la comisión de apertura es del 7 % sobre el total del préstamo, y es un solo pago.

¿Qué requisitos tengo que cumplir para poder pedir estos préstamos?

Para poder pedir los préstamos Avance, hay que cumplir con una serie de requisitos. En primer lugar, es indispensable tener entre 18 y 79 años. En adición, solo pueden solicitarlo las personas físicas. Es decir, las empresas no pueden solicitar este tipo de préstamos. Igualmente, quien lo solicite debe tener una antigüedad en el trabajo de un mínimo de seis meses. Del mismo modo, su antigüedad de residencia debe ser de al menos doce meses. Y, por último, sus ingresos mínimos mensuales deben ser iguales o superiores a loas 2150 pesos.

Cumplo los requisitos: ¿qué documentación necesito para solicitarlos?

Como ocurre en la mayoría de los préstamos, necesitarás una identificación oficial. En este caso, será suficiente con el pasaporte mexicano o la credencial para votar. Además, necesitarás presentar un comprobante de ingresos. Esto puede ser la carta laboral, las nóminas del trabajo o incluso un extracto de la cuenta de banco.

Por otra parte, también se necesita un comprobante de residencia o domicilio. Para ello, puedes presentar la carta ejidal o la de retención de Infonavit. También un recibo predial o las escrituras del departamento o domicilio. Así mismo, igualmente sirve el recibo del agua u otro servicio. Finalmente, será necesario incluir el alta en Hacienda.

¿Cómo puedo pedir un préstamo Avance?

Solicitar un préstamo Avance es muy sencillo, y en pocos minutos tendrás tu respuesta. Lo único que tienes que hacer es entrar en su página y rellenar su formulario. Allí, podrás iniciar tu solicitud luego de contestar a las preguntas que aparecen. Por ejemplo, qué tipo de identificación tienes, la fuente de tus ingresos o en qué Estado de la República resides. Tras esto, tendrás que incluir tus datos personales y los de tu vivienda. Y, más adelante, te solicitarán la documentación que acredite los datos que has aportado.

¿Qué ocurre si mi buró de crédito no es positivo?

Al igual que el resto de empresas, en Préstamos Avance revisarán tu buró de crédito antes de concederte el préstamo. No obstante, al contrario que ocurre con otros prestamistas, no es un factor decisivo. Por lo tanto, ¡no debes preocuparte! Aunque tu buró de crédito esté dañado, aún tienes posibilidades de conseguir el crédito.

Tan solo lo comprobarán para ver su estado, pero tendrán otras cosas en cuenta para decidir calificas o no. Además, podrás explicarles los motivos para que el buró esté en ese estado y los tomarán en consideración. De hecho, buscarán la manera de poder otorgarte el préstamo aunque tu buró sea negativo.